Claves para disfrutar de tu Primera Relación Sexual

La primera vez o el primer encuentro sexual suele causarnos un poco de ansiedad. Un estudio publicado en el Journal of Sex & Marital Therapy en 2013 señala que el primer encuentro sexual puede marcarnos para el resto de nuestra vida sexual. No podemos negar que son muchos los miedos, las expectativas, las emociones y las preguntas que surgen cuando decidimos tener sexo por primera vez. Por eso, en este artículo, te daremos algunos consejos sobre qué hacer en la “primera vez” y cómo disfrutar del comienzo de una vida sexual sana.

Por qué es difícil la «primera vez»

Las primeras veces siempre son complicadas porque no sabemos en qué nos estamos metiendo. Lo ‘desconocido’ nos hace vulnerables y practicar sexo con penetración por primera vez puede ser un poco intimidante. Podemos estar excitados y preparados, pero hay cosas que no podemos controlar y es aquí donde surgen las inseguridades. El mero hecho de que no sabemos lo que puede pasar nos puede crear ansiedad. 

Sin embargo, tener esto en cuenta nos ayuda a prepararnos. Saber que puede pasar cualquier cosa nos hace prepararnos mentalmente a ser más flexibles, a considerar todos los posibles resultados y básicamente, a dejarnos llevar y fluir. Ante todo, recuerda que el sexo es mucho más que la penetración. Intenta estimular a tu pareja y a ti mismo de otras formas, hay un sinfín de prácticas.

Temores respecto a los primeros encuentras sexuales

Aprende todo lo que puedas sobre sexo

Antes de nada, cuanto más sepas sobre el sexo, menos preocupado te sentirás. Hay muchas razones por las que la gente puede sentirse incómoda al hablar de sexo con su pareja. Tómatelo con calma, no te precipites, invierte el tiempo necesario para todo tipo de “preliminares”. El humor y el sexo son siempre una buena combinación.

¿La primera vez que se practica sexo provoca hemorragias?

La “primera vez” se asocia con el sangrado, sobre todo, en las mujeres o personas con vulva. Algunas personas piensan que el sangrado se asocia al desgarro del himen. En realidad, el himen tiene una abertura, es por esto por lo que se puede sangrar durante los días de menstruación sin haber tenido un encuentro sexual con penetración. Teniendo esto en cuenta, podemos decir sin lugar a dudas que el himen no se rompe ni se «revienta» durante la primera penetración sexual

Entonces, ¿por qué algunas mujeres tienen rastros de sangre después del primer coito? Esto ocurre principalmente cuando no hay suficiente lubricación en la zona, lo que provoca microdesgarros en la membrana. Esto también puede suceder durante las relaciones sexuales anoreceptivas.

¿Nuestra recomendación? Utiliza lubricante, ¡y más lubricante! Te ayudará a que la penetración sea más cómoda. Pero sobre todo, recuerda ir despacio y procura disfrutar de cada caricia, beso, movimiento…

¿La primera relación sexual puede provocar un embarazo?

Sí y no. Las primeras relaciones sexuales pueden implicar un embarazo no deseado. En el caso de las relaciones heterosexuales, puede que la primera vez se nos olvide utilizar algún método anticonceptivo ya que tenemos muchos nervios y presión. El embarazo sólo es posible si tenemos relaciones sexuales sin protección. La fecundación de un óvulo se produce normalmente cuando el semen entra en el canal vaginal. Pero también puede ocurrir cuando se eyacula fuera de la vagina pero cerca de ella y se introduce líquido seminal dentro de la vagina, o cuando se saca el pene antes de que se produzca la eyaculación (también conocido como “marcha atrás”).

Que no estés preparado para tener un bebé no significa que haya que evitar en absoluto los encuentros sexuales. Simplemente hay que utilizar un preservativo (interno o externo) que, además de evitar cualquier «sorpresa» inesperada, os pueda proteger de posibles infecciones de transmisión sexual (ITS). En algunos casos, las ITS pueden tener graves consecuencias para la salud reproductiva más allá del impacto inmediato. Utilizar un preservativo te ayudará a disfrutar de las relaciones sexuales sin preocuparte más de la cuenta.

Primeras relaciones sexuales y disfunción eréctil

Llegar al clímax demasiado pronto puede ser uno de los principales temores que tenemos los hombres o personas con pene cuando hablamos de tener relaciones sexuales por primera vez. Los nervios y la ansiedad del primer encuentro sexual, así como el no saber los gustos, prácticas y preferencias sexuales de la otra persona causan, a menudo, una serie de problemas. Esto puede provocar dificultad para mantener la excitación sexual, lo que deriva en problemas de erección o problemas para alcanzar el orgasmo.

La sobreexcitación puede hacer que los hombres eyaculen demasiado rápido -debido al poco control de la eyaculación- durante su primer encuentro sexual. Esto también se conoce como eyaculación precoz. Lo más probable es que el origen de la disfunción sea psicológico, aunque hay demasiados factores implicados que pueden hacer que experimentemos esto. 

Sin embargo, cuanto más relajado te sientas, mejor será el control de la eyaculación. En estos casos, lo que más ayuda es que tu primer encuentro sexual sea con alguien de confianza. Habla con tu pareja o tu acompañante sobre tus inseguridades y miedos. Puedes hacerlo antes o durante el encuentro sexual, ¡incluso al finalizar! Esto no sólo nos previene de lo que puede ocurrir en la cama, sino que también nos ayuda a aliviar la tensión y a sentirnos más cómodos, tanto para la primera vez como para futuras ocasiones.

La importancia de los preliminares y de pensar en tu pareja

Centrarse en los juegos y prácticas conocidos como preliminares es clave para disfrutar de la primera experiencia sexual. Los preliminares consisten en diferentes juegos sexuales o actividades que se realizan normalmente antes del coito y son esenciales para fomentar la  confianza con tu pareja o acompañante. Recuerda que el objetivo de un encuentro sexual no es específicamente la penetración, sino, más bien, alcanzar el máximo placer sexual y disfrutar del sexo. Así que, en muchos casos, este tipo de encuentro sexual conforma un encuentro completo y pleno.

El lugar y el momento también son aspectos importantes que ayudarán a alcanzar este objetivo. Por eso, debes buscar el lugar y la oportunidad perfecta que te ayuden a relajarte y a que tu pareja se sienta lo más cómoda posible. Nunca tengas relaciones sexuales por primera vez cuando exista el riesgo de que te interrumpan o donde no contéis con la suficiente intimidad. Aunque no hay una edad predeterminada para tener relaciones sexuales por primera vez, es esencial que te sientas realmente preparado para dar este paso. Si no lo estás, no disfrutarás de la experiencia.

Gestiona tus expectativas: la “primera vez” vs la realidad

La mayoría de nosotros nos enfrentamos al primer encuentro sexual esperando que sea lo mismo  que hemos visto en el porno. Seamos realistas, es imposible recrear lo que hacen los actores porno, porque no es lo que hacen las parejas cuando tienen sexo. Sin embargo, esa idea inicial, basada en lo que han visto, conlleva toda una serie de expectativas que pueden derivar en una gran decepción en la vida real. Así que olvídate de imitar a los actores y céntrate en la posición del misionero, es la más ideal y cómoda para tu primera vez, sobre todo porque es una posición que te permite progresar poco a poco. Con el paso del tiempo, irás ganando experiencia y confianza para empezar a probar otras posturas sexuales.

Conclusiones

En resumen, hay algunas ideas que debes tener en cuenta. En primer lugar, tómatelo con calma. No hay motivos para precipitarse y llegar lo antes posible al momento de la penetración. El sexo es mucho más que eso.

En segundo lugar, utiliza un preservativo para evitar «sorpresas» inesperadas y para prevenir cualquier ITS. Además, utiliza mucho lubricante. Esto ayudará a que la penetración sea más cómoda. Pero sobre todo, recuerda ir despacio y disfrutar de cada segundo del encuentro. Intenta estimular a tu pareja y a ti mismo de otras maneras, hay muchas prácticas por explorar, solo queda usar tu creatividad. En cuanto a la comunicación, habla con tu pareja de tus inseguridades y miedos, ¡y diviértete! El humor y el sexo son una mezcla perfecta. Al fin y al cabo, el objetivo de un encuentro sexual es alcanzar el máximo placer y disfrutar del sexo.

Anel Martinez Sexologist
Anel Martínez Sexóloga

Autora: Anel Martínez (Sexual Coach en MYHIXEL)

Sexóloga especializada en terapia y educación sexual, salud mental y comportamiento humano.

PD: Recuerda que puedes reservar una consulta privada conmigo en MYHIXEL CLINIC. Reserva tu cita aquí.

Artículos Relacionados: