Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La guía definitiva del control eyaculatorio

¿Te gustaría tener el control absoluto de tus orgasmos?

Muchas personas tienen dificultades para controlar sus orgasmos. Además, deben lidiar con las emociones negativas asociadas a esta práctica.

Pero no temas; sin duda, puedes aprender a controlar tus orgasmos. 

En este artículo, analizaremos todo lo que debes saber para controlar un orgasmo, desde cómo suceden hasta pequeñas técnicas de control – ¡lo tenemos todo!

A continuación, se presentan los puntos más importantes de este artículo: 

– ¿Qué es el Control del Orgasmo?

– Los Cuatros Beneficios del Control de Orgasmos

– Entender las Cuatro Claves del Proceso de Orgasmo

– Cinco Técnicas para Practicar el Control del Orgasmo

– Entendiendo el Control del Orgasmo Como un Medio de Juego Erótico

– Conclusión

¡Empecemos!

¿Qué es el Control del Orgasmo?

El control del orgasmo es el proceso por el cual tú (o tu pareja) pospone el orgasmo al llegar al momento del clímax. Uno de los motivos principales para posponer un orgasmo es conseguir una duración mayor durante el sexo. Sin embargo, es comúnmente usado también para alcanzar un orgasmo más satisfactorio

¿Cómo?

Para muchas personas, la intensidad de un orgasmo incrementa cuanto más se retrasa.

Un buen control del orgasmo se consigue evitando llegar a este justo momentos antes del culmen. Tras bajar la intensidad, la actividad sexual y estimulación puede volver a incrementar de nuevo. Este proceso se puede repetir varias veces hasta que tú y tu pareja estéis preparados para llegar al clímax. 

Los 4 Beneficios Clave del Control del Orgasmo

El control del orgasmo puede darte un mejor entendimiento sobre tu cuerpo, más autoestima en la cama y mejores orgasmos.  Esto se puede conseguir de la siguiente manera:

A) Puede ser un instrumento para ayudarte con la Eyaculación Precoz (EP)

Un mayor control sobre la eyaculación puede prevenir la eyaculación precoz.  Al familiarizarte más con tu propio cuerpo, podrás retrasar tu propio clímax. 

B) Puede hacer más placentera tu experiencia sexual

La ansiedad durante la actividad sexual es un asunto serio para muchos individuos, especialmente durante la primera práctica sexual con su pareja. Esta ansiedad puede llevar al hombre a tener una eyaculación precoz, ocasionando un aumento en el sentimiento de frustración sexual. 

Aun así, si puedes controlar cuándo logras tu orgasmo, puedes centrarte plenamente en el disfrute de la experiencia sexual. 

C) Puede aportarte orgasmos más intensos

El control del orgasmo te permite incrementar la intensidad del orgasmo antes del clímax. Esto puede derivar en un mayor placer tanto para ti como para tu pareja. 

Asimismo, el control del orgasmo es la mejor técnica para elevar la tensión sexual, puesto que negar el orgasmo o el ‘edging’ (el cual puede provocar la pérdida de erección con mayor frecuencia en los varones, especialmente si estos sufren de EP). 

D) Puede ayudar a ambos alcanzar el orgasmo

Durante el disfrute de una vida sexual sana, la pareja quizás desee llegar al orgasmo al mismo tiempo. Sin embargo, asegurar el clímax para ambos participantes en una relación heterosexual puede ser difícil a veces. 

¿Por qué?

Porque el orgasmo masculino suele llegar en menos tiempo que el orgasmo femenino. Entre hombres la media de tiempo para alcanzar su clímax es de unos 4 minutos, mientras que para la mujer suele oscilar entre los 7 minutos. 

Juegos de estimulación y excitación durante un periodo de tiempo puede llegar a ayudar a los hombres a retrasar la eyaculación, a la vez que baja el tiempo que necesita la mujer. 

Pero esto no es una solución permanente. Si verdaderamente quieres estar en pleno control, aprender a controlar tu orgasmo es una parte crucial… 

Las Cuatro Claves del Proceso de Orgasmo

Entender el proceso que hay detrás del orgasmo es esencial si quieres aprender a controlarlo. Recuerda que hay partes sobre las que tendrás un control absoluto y partes sobre las que no tendrás control alguno. Sin embargo, si conoces bien lo que puedes controlar, puedes llegar a dominarlo con maestría. 

A continuación, un resumen del orgasmo masculino: 

 

  • Excitación

 

Cada orgasmo comienza con una excitación sexual. Experimentas algo que te excita sexualmente. Puede ser algo que veas, sientas, escuches, huelas o incluso un recuerdo que actúa como un activador para tu cerebro. 

Para los hombres, la estimulación obliga al cerebro a enviar una señal al pene flácido para empezar a llenarse de sangre. Las venas en el pene se cierran para impedir la salida de la sangre, causando que el pene crezca y permanezca erecto. Los testículos también se acercan al pene ya que el escroto se tensa hacia el cuerpo. Finalmente, logras una erección completa. 

A esto se le suma, que los hombres pueden tener una erección cuando las terminaciones nerviosas del pene son estimuladas. Esta estimulación se convierte en una estimulación nerviosa que viaja al centro efecto de la médula espinal. Finalmente, esto activa los nervios motores en el cuerpo que causan la erección actual. 

Dependiendo del individuo, así como la situación, el tiempo total de este proceso puede ser tan corto como 5 segundos llegando incluso hasta los 3 minutos en otros casos.

 

  • Meseta

 

Una vez se haya logrado la erección completa y la excitación sexual llega a su pico más alto, todo el cuerpo se prepara para un orgasmo. Tanto la presión arterial como el ritmo cardíaco se elevan, y los músculos cerca del pene se tensan. 

En este momento, un fluido preeyaculatorio puede empezar a circular desde la uretra prostática, localizado debajo de la vejiga. Continúa viajando hacia abajo hasta llegar a la uretra del pene y es expulsado por el pene. Esta ‘pre-eyaculación’ actúa como un lubricante tanto para la uretra como el canal vaginal y puede contener semen. 

  • Orgasmo

 

Una vez que se alcance el pico de excitación sexual, comienza el orgasmo. El orgasmo en sí está dividido en dos fases. La primera fase es denominada ‘emisión’, donde el semen es depositado en la uretra. Esto da la señal al proceso de eyaculación y marca el punto sin retorno.

Este punto sin retorno, o ‘inevitabilidad orgásmica’, es cuando tu cuerpo pierde todo el control sobre el frenado del orgasmo. Puedes parar el estímulo sexual, o incluso caerte de la cama; nada frenará la entrada en la segunda fase. 

La segunda fase, ‘eyaculación’, se refiere a la descarga actual de semen. Durante esta fase, los músculos de la pared pélvica se contraen con un ritmo pulsante, expulsando semen del pene hasta que no quede en la cavidad.

  • Resolución

Una vez que la eyaculación está completa, las venas del pene vuelven a abrirse, dejando volver a fluir la sangre al cuerpo. La bajada inmediata provoca una pérdida aproximada de la mitad de la fuerza de la erección. 

Los músculos de la pared pélvica también se relajan y pronto toda la erección desaparece, acompañado de un sentimiento de letargo. A esto le sigue un período refractario durante el cual el varón no será capaz de conseguir otra erección. 

Para individuos jóvenes, este período refractario suele tener una duración de menos de 15 minutos. En individuos de una edad mayor, estos períodos incrementan a varias horas e incluso pueden llegar a tardar ¡un día entero!

En ocasiones, hombres con eyaculación precoz (EP) no pierden su erección tras dicha primera eyaculación o tienen un período refractario de apenas unos segundos. Esto les permite continuar con una segunda ‘ronda’ casi inmediatamente, normalmente de una duración mayor que la primera. 

Técnicas para Practicar el Control del Orgasmo

Hay muchas maneras de conseguir una mejora del control del orgasmo. 

Desde simplemente interrumpiendo la actividad sexual hasta la utilización de la tecnología más avanzada, a continuación, te mostramos las técnicas más populares y efectivas:

 

MYHIXEL

 

MYHIXEL es una metodología demostrada científicamente, diseñada específicamente para ayudar a controlar tú eyaculación. Es una combinación de una app revolucionaria conectado a un aparato de estimulación del pene para ayudarte a estar en total control de tu propio orgasmo. 

Con MYHIXEL, lograrás entrenarte para durar más, estés donde estés. Creado en colaboración con el Instituto de Sexología de Murcia, mezcla la experiencia de médicos y sexólogos con la tecnología más avanzada del mercado. 

Testado en más de 800 hombres, MYHIXEL ha ayudado a que duren ¡hasta siete veces más en la cama!

Además, este método es completamente natural y no tiene ningún efecto secundario

¿Cómo funciona MYHIXEL?

La app anónima MYXIXEL te permite seguir un programa de autoaprendizaje de 10 semanas de duración. En él, descubrirás tu cuerpo, aprenderás a controlar los aspectos mentales y físicos de tu orgasmo – permitiéndote tomar control sobre tu cuerpo.

Además de la propia app, utilizarás un estimulante del pene, con tecnología punta, que te ayudará a entrenar activamente tu cuerpo para durar más en la cama. 

A diferencia de muchas otras soluciones, MYXIXEL te pone a ti en control de tu orgasmo – asegurándote que no tengas que depender de nada más para conseguir el control sobre tu orgasmo. 

Para aprender más sobre MYHIXEL y de cómo te puede ayudar, haga click aquí.

El Método Start-stop

El método ‘start-stop’ es muy simple. 

Cuando creas que estás al borde del orgasmo, tú o tu pareja reduce la estimulación repentinamente. Una vez que esta sensación desaparezca, se vuelve a reanudar la estimulación sexual. La estimulación no tiene porqué parar del todo, puedes simplemente redirigir la atención de la actividad sexual. 

Por ejemplo, puedes mover la estimulación sexual a otras partes heterogéneas del cuerpo hasta que la eyaculación ya no sea inminente. 

No obstante, este método sólo funciona si la parada ocurre antes del ‘punto sin retorno’, ya que pasado este momento tu cuerpo tiene control total y la eyaculación se hace incontrolable. 

Además, esta técnica condiciona tu cuerpo a la situación en la que te encuentres. De esta manera, si practicas la técnica durante la masturbación, quizás no obtengas los mismos resultados una vez lo practiques con tu pareja durante el sexo. 

El método de Compresión

El método de ‘compresión’ es idéntica al método ‘start-stop’ pero con un giro, literalmente. 

Cuando interrumpes la estimulación, tú o tu pareja aprieta la zona entre la cabeza del pene y el cuerpo causando una parada de la estimulación sexual más repentina y efectiva. 

El método de compresión (también llamada ‘para y aprieta’) fue desarrollada en los años 60 como una mejora al método ‘start-stop’. Desde entonces, no ha habido ningún estudio científico capaz de demostrar que la efectividad de esta técnica sea superior a la de ‘start-stop’. Además, lograr el dominio de esta técnica es muy difícil. 

Otro punto en contra de esta técnica es la reducción de la erección. Cuando apretamos, permitimos que escape una pequeña cantidad de sangre, reduciendo así la erección. Aunque es cierto que el cambio es mínimo, puede ser en detrimento de aquellos hombres con una disfunción sexual o con problemas para mantener una erección. 

Asimismo, el método de compresión es más apropiado para practicar en situaciones de masturbación o la práctica de sexo oral y no tanto en situaciones de práctica sexual. 

Cremas/Espráis y Preservativos Entumecedores

El pene es muy sensible, por lo que una solución simple para controlar tu propio orgasmo es reducir la sensibilidad. 

Con un tratamiento tópico para adormecer o entumecer las sensaciones, puedes mantener la atención y retrasar tu propio orgasmo. Puedes encontrarlos en la forma de cremas, lubricantes o espráis que son aplicados directamente sobre tu pene antes de usarlos con preservativo. 

Puedes encontrar, también, condones diseñados con un grosor mayor, para así reducir la sensibilidad. Algunos cuentan ya con un agente entumecedor para adormecer levemente el pene durante la práctica sexual. 

Puede parecer como una solución simple, pero no es la solución perfecta. 

Una de las desventajas que encontrarás con este método es la reducción de tu propio disfrute sexual. Recuerda que, al reducir la sensibilidad de tus órganos sexuales, no podrás sentir tanto placer como sentías antes durante la práctica sexual. Asimismo, con una reducción del placer sexual, puede causar una bajada en la calidad de la erección.

Y no solo eso. 

Los agentes entumecedores pueden afectar las zonas heterogéneas de tu pareja, ya sea la cabeza del pene, clítoris o vulva. Esto causa que sea más difícil llegar al clímax para ambos. 

Finalmente, esta solución no es una solución permanente para el control de la eyaculación. Si se deja de usar, la efectividad se disipa al momento. Al acostumbrarte a una sensación menor, tu control sobre tu propia eyaculación empeora cuando vuelves a recuperar la sensibilidad por completo. 

Probando Posiciones Diferentes

Otra manera simple y divertida de practicar el control del orgasmo es alterar las posiciones sexuales. Algunas posiciones como la cucharita o uno al lado del otro, pueden ayudar al hombre a durar más tiempo. 

La parte negativa de esta práctica es la falta total de un mecanismo que ayude a controlar el orgasmo. Esta práctica permite al hombre relajarse, pero no le ayuda a mejorar su control. Asimismo, el cambio continuo de posiciones sexuales puede estropear la naturalidad de la práctica y experiencia general del sexo. 

El Control del Orgasmo Como Forma de Juego Erótico 

La negación erótica sexual es un mecanismo tántrico muy popular para aumentar el placer sexual entre los dos participantes. 

A continuación, les mostramos dos formas de utilizar el control del orgasmo como forma de juego erótico:

Edging (borde o límite)

Edging (en español traducido como borde o límite), es el proceso de utilizar el control del orgasmo para conseguir orgasmos más frecuentes y de mayor fuerza. Si tu pareja logra excitarte hasta el borde del orgasmo (de ahí su nombre), y luego se frena para después volver a repetir, tu excitación sexual se ve incrementado exponencialmente. 

Una vez que cruzas el límite y finalmente llegues al orgasmo, viene con una fuerza mayor de la que conseguirías sin utilizar el control del orgasmo. La técnica del ‘edging’ también ha quedado probada como un método efectivo para conseguir varios orgasmos. 

Además, mientras tú estás ‘relajándote’, puedes jugar y dar placer a tu pareja. Como este ‘juego’ se puede aplicar tanto al hombre como a la mujer, da pie a que ayude a ambos a conseguir una experiencia sexual más larga y más placentera. 

Negación del Orgasmo

La negación del orgasmo es una vuelta de tuerca que lleva ‘edging’ a otro nivel. 

Común entre los fans de la sumisión y dominación, la negación del orgasmo lleva al que la practica no solo al borde del orgasmo sino también al borde de su poder psicológico. 

Cuando se usa la negación del orgasmo, el sumiso cede la decisión de cuándo se llega al orgasmo al miembro dominante de la pareja. 

Al igual que con orgasmos forzados, el control del orgasmo de otra persona puede ser la excitación máxima para un dominante. Para sumisos, esta forma de llegar al orgasmo es incluso más alta si lo acompañamos con la técnica de ‘edging’. 

Si queremos llegar al extremo, algunos dominantes requieren de una castidad total y niegan cualquier disfrute sexual por parte del sumiso antes de su encuentro. 

Esta práctica puede incluso elevar temporalmente los niveles de testosterona en los hombres, lo cual logra un mayor orgasmo. Hay muchos aparatos de castidad, juguetes sexuales o restricciones físicas para ayudar a implementar esta práctica. 

Hay que recalcar que esto no está limitado a los entusiastas del sadomasoquismo. 

¡Cualquiera puede usar la negación del orgasmo como un añadido a su vida sexual!

‘Edging’ es uno de los componentes principales del sexo tántrico y otras prácticas que prestan atención a numerosas zonas heterogéneas, así como técnicas de control sexual. Puedes utilizar esta práctica simplemente para cambiar un poco tu rutina o usarlo para dar un toque extra a tu vida sexual. 

Independientemente de por qué lo quieras usar, es importante recordar estas precauciones: 

Precauciones de salud y seguridad a tomar.

Durante la práctica de cualquier técnica tántrica, siempre recuerda el uso de una palabra ‘clave’ para usar en momentos de molestia seria. Esto es particularmente importante usar durante sesiones de sexo de varias horas ya que el cuerpo puede agotarse con facilidad. 

Recuerde, si niegas el orgasmo durante demasiado tiempo, o experimentas una ‘sobreestimulación’, quizás tengas dificultad en llegar a eyacular. Esto puede llegar a causar frustración sexual, lo cual es muy difícil de superar.

De esta manera, se aconseja usar la técnica de ‘edging’ sólo en algunas ocasiones y siempre evitar su uso durante la masturbación.

Conclusión 

Cualquier persona puede aprender a controlar su orgasmo. 

Es simplemente una cuestión de aprender cómo hacerlo. 

Con los nuevos avances tecnológicos como MYHIXEL, junto a un mejor conocimiento de cómo funciona un orgasmo, serás siempre capaz de controlar tu clímax.

Deja un comentario

HOW WE CAN HELP YOU?

E-mail us in here and get all of your doubts resolved.

Súmate a la revolución sexual masculina y alcanza el control del clímax.

Subscribe to our blog and dont miss out anything!

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website.