Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Mitos y verdades sobre la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es uno de los problemas sexuales masculinos más frecuentes desde hace muchos años. Los laboratorios farmacéuticos, Casen Recordati, crearon una campaña llamada APAPEP,  (Asociación de Parejas Afectadas Por la eyaculación Precoz), encargada de la recogida de datos y elaboración de informes para la concienciación social de la eyaculación precoz, estimando que, un total de 3.300.000 hombres en España padecen eyaculación precoz en la actualidad, mientras que el 80% de la población masculina la ha sufrido o la sufrirá en el futuro. 

A pesar de ser un problema muy extendido, siguen siendo muchos los mitos que rodean a la eyaculación precoz, y es necesario que los hombres distingan las realidades de los mitos de la eyaculación precoz, ya que un error de criterio puede suponer un problema a la hora de buscar el mejor tratamiento.

Mitos más comunes sobre la eyaculación precoz

  • La eyaculación precoz no se puede curar sin tratamientos farmacológicos. Una de las mayores preocupaciones de los hombres que sufren eyaculación precoz es que no quieren recurrir a ningún tratamiento químico que tenga efectos secundarios, pero, como piensan que este problema sexual no se puede curar sin tratamientos farmacológicos, no intentan solucionarlo. Esto es un mito, la realidad es que existen numerosos tratamientos naturales para solucionar la eyaculación precoz que se adaptan a las necesidades de cada paciente.
    Por ejemplo, el tratamiento natural de MYHIXEL permite a los hombres controlar su eyaculación, pudiendo alargar las relaciones sexuales hasta siete veces más. También se puede tratar con los ejercicios de Kegel, que fortalecen los músculos pelvianos, entre cuyas funciones está el control de la eyaculación.

 

  • La eyaculación precoz es la consecuencia de un exceso de excitación, falso. De hecho, los expertos señalan que el 90% de los casos de eyaculación precoz es por causas psicológicas, de modo que apenas el 10% están relacionados con cuestiones fisiológicas (problemas de próstata, hipersensibilidad, factores hereditarios, entre otros). Esta es la razón por la que la eyaculación precoz es considerada una disfunción sexual, y no una enfermedad, como muchos hombres creen. De esta forma, la eyaculación precoz no es consecuencia de un exceso de excitación, sino que está relacionado con un exceso de ansiedad o estrés.

 

  • El alcohol retrasa la eyaculación. Muchos hombres piensan que el consumo de alcohol puede retrasar la eyaculación, por lo que pueden durar más en las relaciones sexuales. Al contrario de lo que se piensa, su consumo interfiere en la respuesta física y psíquica a la excitación sexual, de forma que dificulta la capacidad de tener una erección. De esta forma, que el alcohol retrase la eyaculación es otro de los mitos de la eyaculación precoz.

 

  • La excesiva masturbación es la causa de la eyaculación precoz, esto es falso. La eyaculación precoz no es causada por la masturbación, sino por la forma en que los hombres se acostumbran a eyacular a la hora de practicar el onanismo. Si el hombre se acostumbra a llegar al orgasmo muy rápido durante la masturbación, y no aprende a controlar sus sensaciones y liberar la ansiedad que le produce el sexo, es muy probable que el momento de la relación sexual siga padeciendo de eyaculación precoz. Paradójicamente, la masturbación acompañada por etapas y con instrucciones precisas de un sexólogo es beneficiosa para la eyaculación precoz.

Si alguna de estas afirmaciones creías que eran verdad, no dudes en consultar el resto de nuestros artículos del blog para seguir aprendiendo sobre la eyaculación precoz. 

Deja un comentario

HOW WE CAN HELP YOU?

E-mail us in here and get all of your doubts resolved.

Súmate a la revolución sexual masculina y alcanza el control del clímax.

Subscribe to our blog and dont miss out anything!

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website.