• https://yourediva.com/
  • https://yourediva.com/slot-gacor
  • https://yourediva.com/bola88
  • https://yourediva.com/koi-gate-habanero
  • Rutina en pareja: por qué ocurre y cómo evitarla

    Todos conocemos los efectos de la rutina, la monotonía, en nuestras vidas. Algunas personas se sienten muy cómodas en ella, les gusta conocer con antelación los planes que están por venir y se sienten contentas ante una agenda programada y predecible. Por otra parte, hay un sector bastante amplio de personas que rehuyen de los mismos planes y se desmotivan fácilmente ante la monotonía. Sin embargo, la mayoría de personas buscan esa estabilidad que ofrece la rutina, pero incluyendo planes espontáneos y alguna que otra sorpresa en sus vidas.

    Entonces, ¿cuál es el problema? La realidad es que la mayoría de personas se acomodan a la rutina, muchas veces por cansancio después de una larga jornada laboral, lo que les lleva a no querer probar cosas nuevas o salir de su círculo social de siempre. Esto puede ser una peligrosa bomba a contrarreloj en las relaciones de pareja, donde uno de los factores más importantes para mantener la “llama viva” es la novedad. 

    Puede que sea el momento de que conozcas las claves para disfrutar de una vida tranquila y estable sin caer en el aburrimiento y la monotonía. Por eso te ofrecemos las mejores recomendaciones para que en tu vida siempre haya un mínimo de aventura, diversión y espontaneidad, para que en tu relación se mantenga viva la ilusión y las ganas de seguir conociéndoos.

    El problema de la rutina en pareja: Qué es y cómo ocurre

    Dejemos algo claro desde el principio: las rutinas existen porque tienen que existir. Nos ayudan a vivir con una mayor sensación de seguridad ante el futuro y estabilidad por las relaciones que forman parte de nuestra vida. Esto es especialmente importante a la hora de construir una relación de afecto entre dos personas. El problema viene cuando pasa ese tiempo inicial en el que todo es euforia y alegría y entramos en esas dinámicas grises en las que perdemos la motivación, lo que puede derivar en crisis. 

    Aunque esto nos pueda sorprender, se trata de un proceso que se da lentamente a medida que avanza la relación porque nos vamos adaptando a la rutina sin ser plenamente conscientes de que esta realidad está ocurriendo. 

    Entrar en un circuito automático en nuestra vida en pareja implica acabar haciendo siempre lo mismo, lo que incluye planes, conversaciones y, por supuesto, los encuentros sexuales. Comenzamos así un patrón que sigue adelante por inercia, por pereza al cambio. ¿Qué consecuencias tiene todo esto?

    rutina en pareja porque ocurre

    Consecuencias de la rutina en pareja

    Una de las primeras cosas que derivan de la monotonía en nuestra vida en pareja es que empezamos a perder el valor sobre la persona que tenemos enfrente. Es decir, dejamos de ser conscientes sobre qué significa esa persona para nosotros y de sus demandas. 

    Por otra parte, la sensación especial del comienzo da paso al de la apatía, la desidia y el aburrimiento. Perdemos las ganas de seguir descubriendo nuevas facetas sobre nuestra pareja y esto deriva en falta de interés sobre nuestra vida sentimental.

    Es lógico pensar que no queremos llegar a este punto de ninguna forma, pero es algo a lo que nos vamos acostumbrando sin darnos cuenta, por eso es importante aprender a detectar cuándo estamos entrando en la monotonía como paso previo a vencerla. 

    Cómo identificar la rutina en pareja

    Aunque cada pareja tenga sus propias circunstancias y creen su zona de confort particular, hay una serie de patrones, síntomas o señales que nos indican que estamos entrando en el terreno de la monotonía.

    Muchos de ellos suelen ser comunes a todas las relaciones, por lo que, si te sientes identificado con uno o varios de ellos, es momento de salir de la rutina: 

    • Pierdes la iniciativa y la espontaneidad: te has acomodado en un rol pasivo y ya no piensas en planes nuevos o formas de sorprender a tu pareja. Todo está estructurado y no se le da oportunidad a la novedad.
    • Has perdido el apetito sexual con tu pareja: los encuentros eróticos con tu pareja ya no te estimulan como antes y tu mente se pierde fantaseando en otras cosas y otras personas. No queremos decir con esto que el hecho de fantasear con otras personas o sentirte atraído por alguien que no sea tu pareja sea un indicador, pero perder el interés por tu acompañante sentimental es definitivamente una señal.

    Esto suele relacionarse mucho con la monotonía sexual, que implica que siempre se haga lo mismo en la cama, no dando pie a vivir nuevas experiencias eróticas.

    • La comunicación y la intimidad ha disminuido: cada vez compartes menos tu mundo interior y tus sentimientos, lo que deriva en un distanciamiento y en problemas de entendimiento y, esto, a la indiferencia.
    • No existe un proyecto común: a pesar de la convivencia y el contacto diario, no hay interés real en construir un proyecto en conjunto.
    • Te sientes más frustrado: los pequeños malestares y preocupaciones diarias se te acumulan y se reflejan en la relación, con quien te sueles descargar todas las tensiones de forma injusta y desmedida.
    • Los planes en pareja te resultan aburridos: esa ilusión y nervios buenos del principio ya no forman parte de los planes que haces en pareja. Los planes nos parecen todos iguales.

    Estas son algunas señales que pueden indicar la monotonía en pareja, pero no es necesario que se den todas para que exista una rutina de estancamiento y desinterés en tu relación sentimental. Puede que en tu caso los patrones que aparezcan sean diferentes, por lo que es importante adoptar una actitud consciente ante esta realidad y no dejarte llevar por el confort del día a día.

    identificar la rutina en pareja

    Qué hacer para vencer la rutina en pareja

    Existen una serie de recomendaciones básicas que podemos ofrecerte, algunas de ellas requieren un verdadero compromiso y motivación, aunque estamos seguros de que si estás leyendo esto es porque te preocupa tu relación de pareja y su bienestar. 

    Lo mejor es comenzar por modificar la forma en la que estamos haciendo las cosas. Prueba a cambiar los planes que haces con esa persona especial, por ejemplo, hacer algo juntos de ocio que os interese a ambos. Puede ser desde ir a ver una película a una ruta de senderismo. El hecho de que planifiquéis algo juntos ayuda a reconectar y a aumentar la ilusión.

    En relación a la propuesta de senderismo, se vincula con la siguiente recomendación, relativa a la importancia de tener un momento de conversación sincera e íntima. Puedes aprovechar en ocasiones como salir de casa a pasear para transmitir tus sentimientos e inquietudes o traer el tema en un momento de tranquilidad en casa. Recuerda que no basta con que estos momentos sean esporádicos, cuanto más lo naturalices, mejor y más espontáneas serán estas conversaciones.

    Intenta que esta comunicación sea en primera persona, sincera y directa. Es decir, habla de cómo te sientes, qué te preocupa, cuáles son tus vulnerabilidades, qué te hace sentir tu pareja, qué esperas de vuestro proyecto, etc. Si la otra persona conoce lo que sientes, podrá acompañarte y hacer frente a los problemas comunes mucho más fácilmente.

    Con respecto a la imagen, todos tendemos a relajarnos y acomodarnos cuando nos sentimos cómodos con alguien. Esto a priori es un indicador positivo de que existe confianza entre vosotros, pero hay una ligera línea entre ser tú mismo y descuidarte. Intenta tener una dieta sana, mantener tu higiene a la orden del día y, de vez en cuando, saca tu lado más seductor y expresa tu atractivo a través de tu imagen.

    salir de la rutina en pareja

    Antes mencionamos la importancia de cambiar de planes, pero ¿y si en vez de planear todo lo que haces te dejas llevar por la improvisación? Esto también puede ser muy positivo para la pareja y no tiene porqué conllevar grandes gastos de dinero. Además, esta propuesta es aplicable a todas las esferas de vuestra intimidad, incluyendo la sexual. 

    Este aspecto es sumamente relevante, porque al principio las relaciones eróticas son ricas e intensas, pero se va perdiendo interés y motivación, por lo que vemos necesario decirte que hay múltiples sitios, prácticas, posturas y juguetes que puedes probar y que mantendrán siempre la novedad de vuestros encuentros.

    También te puede interesar nuestro artículo «5 juegos sexuales para sorprender a tu pareja y salir de la rutina».

    Por último, respeta la independencia de la otra persona. Es esencial no olvidarnos de nosotros mismos. Nuestra salud y bienestar físico y mental deberían ser siempre una prioridad, esto implica hacer cosas que nos hagan sentir bien, mimarnos, etc. Paradójicamente, el autocuidado se refleja en la pareja y esto aumenta la confianza. 

    ¿Y si no funciona nada de esto?

    A veces no basta con cambiar el esquema, probar cosas nuevas o vivir experiencias intensas y diferentes. En ocasiones, lo más conveniente es consultar a un especialista que pueda ayudaros y asesoraros en cuestiones de relaciones sentimentales. Cada vez más parejas encuentran positivo y beneficioso para la relación asistir a un profesional en terapia, que puede orientaros y daros las herramientas que necesitáis para avanzar y construir vuestra relación.

    También tenemos que asumir que puede que haya llegado el fin. Por supuesto, te animamos a que trabajes y cuides tu relación de pareja, pero ya sea por cuenta propia o con la ayuda de un terapeuta, podemos descubrir que ya no estamos enamorados o que nuestro proyecto en común no es el mismo.

    solucionar problemas de rutina en pareja

    Esto no ha de verse como un fracaso, las personas somos cambiantes y puede que simplemente ya no compartamos la misma visión de vida, los mismos valores o que nuestros caminos se hayan dividido. Seguir en una relación por inercia, por el cariño y la nostalgia del pasado, nos provoca dolor, resentimiento y apatía a largo plazo, tanto con nosotros mismos como con nuestra pareja. 

    Por lo tanto, llegados a este punto, la pareja debe tomar la decisión de poner punto final o seguir intentándolo, lo que por supuesto, conlleva un compromiso por reconectar y recuperar esas emociones que se han ido desvaneciendo. Con respecto a esto, no hay soluciones universales y tenemos que ser conscientes del trabajo y esfuerzo que debemos hacer para recuperar ese sentimiento especial de pareja. 

    Conclusión

    Que hayamos entrado en la monotonía no significa que nuestra relación esté avocada a la ruptura irreconciliable. Sin embargo, tampoco podemos permitirnos entrar en una dinámica de pasividad y relax absoluto, pues las relaciones sentimentales (como cualquier otro tipo de relación) requieren de unos cuidados y demandas. Si sigues nuestras recomendaciones y las pautas que te damos, lo más seguro es que seas capaz de recuperar la química sexual y emocional. No tengas miedo en acudir a un especialista y ponerte en las manos de profesionales expertos en relaciones de pareja para llevar la ilusión de vuelta a tu relación.

    Anel Martínez Sexóloga
    Anel Martínez Sexóloga

    Autora: Anel Martínez (Sexóloga de MYHIXEL)

    Sexóloga especializada en terapia y educación sexual, salud mental y comportamiento humano.

    PD: Recuerda que puedes reservar una consulta privada con ellos en MYHIXEL CLINIC. Reserva tu cita aquí.

    Artículos Relacionados:

  • https://yourediva.com/
  • https://yourediva.com/slot-gacor
  • https://yourediva.com/bola88
  • https://yourediva.com/koi-gate-habanero