Cómo afrontar «La conversación» Padre-Hijo sobre Sexo

¿Has tenido ya la famosa “conversación con tu hijo”? Educar a los hijos sobre sexualidad puede ser un tema delicado de afrontar, más que nada porque puede que solo lo toques con personas cercanas o simplemente no sea tu tema favorito en una conversación. Pero, podríamos decir que estamos habituados a hablar sobre otros temas no relacionados con la sexualidad. Si eres de las personas que no les gusta conversar sobre sexualidad, puede que este tema te genere ansiedad o rechazo. Pero no te preocupes, es completamente normal que te sientas así. Es por esto por lo que te vamos a guiar paso a paso para que no estés solo. 

¿Cuándo debería tener “la conversación”?

Como padres nos cuestionamos cuándo deberíamos tener la famosa charla con nuestros hijos. Seguramente te has preguntado: ¿cuál es la mejor edad para tener “la conversación”?, ¿debería esperar a que me pregunte?, ¿qué cosas puedo decirle y qué cosas no? Entre otros interrogantes. Empecemos hablando sobre la educación sexual. No, no es un tema que tiene que tratarse en una edad específica. De hecho, la sexualidad y la educación sexual comienzan desde el momento de la concepción. Tú, como padre o cuidador, juegas un rol importante en esta educación. Te recordamos que no hablar sobre este tema o evitarlo puede crear más interés en tu hijo, este morbo da pie a que busque aclarar sus dudas en internet, redes sociales, incluso en el porno… todas fuentes de información no contrastadas, llenas de mitos y tabúes.

Cómo afrontar la primera «conversación» sobre sexo con tu hijo

Lo primero que debes saber es que no tienes que ser experto para hablar de sexualidad. A todos nos cuesta dialogar sobre temas de los cuales no tenemos conocimiento. Pero lo bueno es que vivimos en tiempos digitales, donde podemos encontrar todo tipo de información contrastada y con fuentes fiables que nos puede ayudar a manejar este tema. 

afronta la conversacion padre hijo sobre

¿Cómo puedo empezar la conversación?

En segundo lugar, céntrate en los valores. Cuanto antes hables sobre: respeto, amor, autoestima, autocuidado y placer, mejor. Tú eres la persona indicada para hablar sobre sexualidad ya que no hay otro en este mundo que conozca mejor a tu hijo cómo lo haces tú. No tengas miedo a hablar sobre la sexualidad abiertamente. No estamos diciendo que le enseñes videos explícitos de personas teniendo encuentros sexuales, nos referimos a que aproveches cada oportunidad que tengas

Utiliza una canción para llamar la atención sobre una estrofa específica (que puede referirse a algo tanto positivo como negativo), habla sobre el aspecto físico sobre algún artista y como esto se ve relacionado con la autoestima o incluso, cuando veáis una película y aparezca una escena de desnudos, explícale qué sentimientos te surgen al ver los cuerpos desnudos. Y si decides cambiarlo el canal/ la escena/ la película, coméntale por qué lo cambias. No dejes nada a la interpretación, los menores y los jóvenes suelen tener mucha imaginación. Muchas veces lo que piensan está muy alejado de la realidad, es aquí donde debes acompañarle preguntando y contestando. 

Para que esta conversación sea de provecho, procura tener en cuenta estos siguientes consejos:

  1. Construye un entorno de confianza, donde tu hijo se sienta seguro. Muestra disponibilidad para resolver dudas y preocupaciones. Para ello, debes hacerle sentir cómodo y no juzgado. Su sexualidad es su responsabilidad. Tu rol como padre o cuidador siempre será ofrecer información para que ellos determinen cuál es la mejor decisión.
  2. Naturalidad ante todo: asegúrate de que transmites naturalidad, el sexo es algo espontáneo que hacemos todos, no tiene que avergonzarse de hablar de ello. Si alguna vez te sientes incómodo, házselo saber. Coméntale que a ti nunca te hablaron de sexualidad y es algo nuevo.
  3. Focalízate en aspectos comunes, como el sexo seguro. El “rol” principal de la sexualidad es el placer. No desvíes nunca la atención de esto. Pero, no hay que dejar a un lado que para tener un encuentro placentero, es importante tener en cuenta los métodos de protección ante las ITS o embarazos no deseados.
  4. El sexo es sinónimo de respeto: recuérdale que es de suma importancia que esté cómodo con todo aquello que lleve a cabo durante un encuentro sexual. Debe sentirse respetado y cómodo con las decisiones que tome. Al igual, debe asegurarse de que su acompañante también se sienta de la misma manera.  
  5. Intenta no juzgar. Nuevamente, juzgar o dar “críticas” no ayudan. Tu hijo solo se verá en la tesitura de no contarte nada por miedo a ser juzgado o reprimido. Recuerda, no proyectes tus experiencias con tus consejos. Aunque muchas veces tome decisiones que tú no compartas, hazle saber que estarás ahí en las buenas y en las malas.
  6. No dar cosas por hecho: la sexualidad es muy compleja y las nuevas generaciones la viven de una manera más abierta. Haz preguntas abiertas para que tengas la oportunidad de hablar abiertamente sobre un tema y, de esta forma, podrás ofrecerle una mejor respuesta.
  7. Si no sabes algo, no pasa nada, admítelo y comprométete a buscar información fiable.

Lo esencial de «la charla»

La sexualidad aún sigue marcada por mitos y tabúes, pero tú tienes el poder de revertir esto expresándote abiertamente con tus hijos mediante el ejemplo activo y fomentando valores. No te sientas mal si algún día no tienes la respuesta “perfecta”, puesto que no tienes porqué ser experto en este tema. Con el hecho de que estés ahí, en las buenas y en las malas, es suficiente. Confía en tus instintos. Busca información, edúcate, escucha podcasts o acude a un centro de educación sexual. Tampoco dudes en buscar ayuda de profesionales de la sexología. Estos profesionales podrán ayudarte en este proceso y serán una gran fuente de información adaptándose a la etapa de desarrollo de tus hijos.

Anel Martinez Sexologist
Anel Martínez Sexóloga

Autora: Anel Martínez (Sexual Coach en MYHIXEL)

Sexóloga especializada en terapia y educación sexual, salud mental y comportamiento humano.

PD: Recuerda que puedes reservar una consulta privada conmigo en MYHIXEL CLINIC. Reserva tu cita aquí.

Artículos Relacionados: