Día de la felicidad | MYHIXEL MAG

Feliz Día Internacional de la Felicidad

Durante las relaciones sexuales liberamos endorfinas, conocidas como “las hormonas de la felicidad.”

El sexo aumenta la felicidad

Diversos estudios afirman que el sexo es bueno para la salud, reduce el estrés, reduce la ansiedad, favorece el sueño y aumenta la felicidad. De hecho, los expertos afirman que tener sexo ayuda a liberar oxitocina y serotonina, es decir, las hormonas del amor y de la felicidad, mejorando notablemente el estado de ánimo.

Como proclamamos la salud sexual de las personas, centrándonos en el bienestar sexual masculino, os dejamos algunas claves del por qué el sexo aumenta la felicidad.

Influencia de las relaciones sexuales en el estado de ánimo

Paul Thompson, profesor de neurología en la Universidad de California en Los Ángeles, asegura que “Las endorfinas liberadas durante el sexo puede realmente ayudar a tratar la depresión y despejar la mente”. Y es que practicar sexo produce una liberación de dopamina, que entre sus funciones se encuentra la de regular la experimentación de emociones.

Además, está demostrado que aumenta la serotonina y nos hace más felices. Y eso no ocurre solo cuando intimamos hasta el final, sino que, tal y como afirman los especialistas “los besos inician varios mecanismos en el cerebro, liberando sustancias químicas que reducen el estrés y aumentan el humor”. – Dr. Arun Ghosh, médico especialista en salud en el Spire Liverpool Hospital.

¡Ah! Por cierto, hay estudios que afirman que los que practican sexo de mejor calidad son más felices. Así que, es el mejor momento para adquirir nuevas habilidades sexuales y llevar tu vida sexual al siguiente nivel. Porque la salud sexual importa mucho. 

¿Cuánto sabes de salud sexual?

Y ahora que ya te hemos dado algunas pistas, te toca a ti descubrir cuánto sabes de salud sexual. Realiza nuestro cuestionario a continuación, ¡seguro que te sorprendes con el resultado! ¿Eres un sexólogo en potencia?…

“Según un estudio, el 28% de los hombres sufre alguna patología de índole sexual al año y son muy pocos los que se atreven a compartirlo.

No hablar sobre las preocupaciones sexuales y no cuidar de la salud sexual influye directamente en el bienestar.”