• https://yourediva.com/
  • https://yourediva.com/slot-gacor
  • https://yourediva.com/bola88
  • https://yourediva.com/koi-gate-habanero
  • Anorgasmia masculina: Qué es y cómo solucionarla

    Seguramente hayas oído hablar de las dificultades que tienen muchas mujeres para alcanzar el orgasmo durante los encuentros sexuales, pero esto no solo les afecta a ellas sino también a los hombres, solo que es un hecho más desconocido, nos referimos a la anorgasmia masculina. ¿Tu placer ha perdido intensidad?, ¿Sientes que no disfrutas a pesar de eyacular? Que no cunda el pánico, aquí te damos las claves para saber identificarla y poder solucionarla.

    ¿Qué es la anorgasmia masculina?

    La anorgasmia es la ausencia o dificultad para alcanzar el clímax durante el encuentro sexual. Es importante remarcar que la falta de eyaculación (o aneyaculación) no es lo mismo que la ausencia de orgasmo masculino, aunque suelen estar estrechamente vinculadas, ya que muchos hombres llegan al orgasmo a través de la eyaculación. Sin embargo, hay que tener en cuenta los siguientes conceptos: 

    • Aneyaculación: se define como la incapacidad de eyacular a pesar de la estimulación sexual. 
    • Eyaculación retardada: existe una dificultad para eyacular a pesar de la estimulación sexual. 
    • Eyaculación retrógrada: la eyaculación no se expulsa al exterior, sino que se dirige hacia dentro, a la vejiga.
    • Eyaculación ‘tántrica’: se trata de una técnica con la que se persigue no expulsar la eyaculación y así prolongar el encuentro. De hecho, en muchas ocasiones, ni siquiera se busca eyacular.

    Todas ellas tienen en común la ausencia total o parcial de eyaculación, pero no tiene porqué haber una falta de orgasmo o placer. El orgasmo masculino se relaciona con las contracciones que se producen lo que proporciona la sensación de placer. Por lo general, ambos procesos, la eyaculación y el orgasmo masculino, ocurren al mismo tiempo, aunque también pueden darse por separado.

    A esto hay que añadir que la anorgasmia no es sinónimo de impotencia o disfunción eréctil. La disfunción eréctil se refiere a la incapacidad para alcanzar o mantener la erección durante los encuentros, mientras que la anorgasmia es la ausencia de orgasmo. Aunque la mejor forma de entender qué es la anorgasmia masculina es conociendo sus posibles síntomas.

    Sintomas de la anorgasmia masculina

    Síntomas de la anorgasmia masculina

    Por supuesto, los síntomas también serán diferentes según la persona y características concretas, pero hay una serie de indicios comunes para la gran mayoría y te pueden servir para orientarte: 

    • Incapacidad de llegar al orgasmo a pesar de la excitación sexual 
    • Dificultad para eyacular y ausencia de placer durante las eyaculaciones
    • Evitación o inapetencia por iniciar encuentros sexuales
    • La actitud hacia el sexo es de frustración, irritación, o incluso ansiedad
    • Relación de pareja dañada por problemas de comunicación e incapacidad de afrontar la realidad

    Para entender estos matices mejor, a continuación exponemos los tipos de anorgasmia masculina.

    Tipos de anorgasmia en el hombre

    Existen diferentes tipos de anorgasmia, que podemos clasificar dependiendo del origen y de la intensidad. Con origen nos referimos al momento en el que empezó a ocurrir la anorgasmia, distinguiendo entre primaria y secundaria:

    • Anorgasmia primaria: aquellas personas que nunca han experimentado un orgasmo, ni durante el coito ni la autoestimulación.
    • Anorgasmia secundaria: en este caso, las personas han tenido orgasmos a lo largo de su vida pero, en algún punto, han dejado de experimentarlos.

    Si atendemos a la intensidad o a la presencia de anorgasmia en determinadas situaciones, la clasificación sería la siguiente: 

    • Anorgasmia relativa: se puede alcanzar el orgasmo mediante determinadas prácticas o técnicas de estimulación erótica, por ejemplo, a través de la masturbación o exclusivamente con la pareja.
    • Anorgasmia situacional: la persona consigue llegar al clímax en situaciones o circunstancias concretas, como espacios cerrados, ambientes oscuros, etc.
    • Anorgasmia absoluta: referida a la total incapacidad de alcanzar el orgasmo de forma alguna. 

    Pero para entender mejor la anorgasmia en los hombres, habría que abordar las posibles causas.

    Tipos de anorgasmia en el hombre

    Causas de la anorgasmia masculina

    Cuando hablamos de las causas de la anorgasmia en el hombre tenemos que entender que puede ser consecuencia de factores psicológicos, fisiológicos, neurológicos o incluso médicos. En definitiva, cada caso es particular, pero podemos hacer la siguiente clasificación:

    1. Factores psicológicos

    El estrés es la razón principal de pérdida de deseo, que afecta a nuestra líbido. Igualmente, estados de ánimo deprimidos tienen consecuencias similares. Hay que destacar que si la intensidad de estos estados psicológicos aumenta, puede darse una ausencia total de orgasmos

    Aquí también podemos incluir los problemas de pareja, la baja autoestima, las estrictas creencias religiosas, altas expectativas sexuales y traumas relacionados con la sexualidad. En general, todas las razones psicológicas que puedan alterar nuestro estado de ánimo.

    2. Factores fisiológicos

    Las variaciones en los niveles de testosterona también pueden afectar, en concreto las fuertes bajadas. Aunque son más comunes con el paso de la edad (especialmente, a partir de los 50), pueden darse descensos pronunciados en jóvenes por otros motivos, como el hipogonadismo, una afección que deriva en una baja o nula producción de testosterona. También hay que mencionar problemas relacionados con una baja sensibilidad a la estimulación erótica, como es el caso de las personas que se han sometido a cirugías genitales.

    3. Factores neurológicos

    Enfermedades como la diabetes en estados muy avanzados, la esclerosis o la mielitis, pueden derivar en anorgasmia. Sin embargo, estas razones suelen ser las menos comunes

    4. Fármacos y otras sustancias

    El consumo de algunos tratamientos suele vincularse con una pérdida en la sensación de placer, que en casos extremos puede derivar en la anorgasmia en el hombre. Los medicamentos que más suelen provocar esto son los antidepresivos

    Por otra parte, el abuso de ciertas sustancias como el alcohol y el cannabis, afectan a la calidad de nuestra actividad sexual, lo que puede implicar anorgasmia.

    Causas de la anorgasmia masculina

    ¿Pero hay una solución para la anorgasmia masculina?

    Tratamientos para la anorgasmia en hombres

    El hecho de que haya tantos elementos que afecten o interfieran en la anorgasmia implica que existen múltiples tratamientos y metodologías para solucionarla, por lo que la eficacia de cada uno de ellos depende del origen del problema.

    Sí hay que dejar claro que no existe un tratamiento específico para la anorgasmia masculina. Lo más probable es que sea necesario un enfoque amplio que nos ayude a mejorar nuestra vida sexual desde todas las áreas posibles, tanto la física como la mental. Para ello, una pauta común que podemos ofrecerte es la de hacer introspección: ¿el placer sexual solo lo consigo mediante el orgasmo?, ¿son menos satisfactorios mis encuentros si no alcanzo el clímax?, etc. Nuestra cabeza está llena de creencias que nos generan una alta presión y no nos permiten avanzar.

    Esto no significa que no sea necesario acudir a un profesional. Un especialista tiene los conocimientos necesarios para determinar la causa y saber cuál es el tratamiento que más se adapte a tus características. Por eso, te ofrecemos MYHIXEL CLINIC, un servicio completamente online que pone a tu disposición a profesionales de la salud expertos en sexualidad masculina que te darán un tratamiento personalizado.

    Por lo general, cuando se trata de estrés o depresión, se recuperan el placer, la intensidad y la calidad de los orgasmos. Algo similar sucede cuando la anorgasmia masculina es causada por drogas y/o fármacos, que remite cuando se detiene el consumo de estos. Con terapia, es posible aliviar y reducir estos factores para recuperar nuestra actividad sexual.

    Pero, ¿qué cosas se abordan en terapia? Por un lado, suele ser necesaria la educación sexual para deshacernos de esas creencias que no son ciertas sobre nuestra sexualidad. Esto suele repercutir positivamente en nuestra autoestima, que está estrechamente vinculada con nuestra capacidad de disfrute. Por otra parte, durante las sesiones se podrán desarrollar herramientas y estrategias para mejorar y aumentar nuestro placer durante los encuentros, tanto individuales como en pareja. 

    Conclusión

    La anorgasmia es, sin duda, algo que puede llegar a preocuparnos, pero tenemos que recordar que nuestra sexualidad va mucho más allá del orgasmo. Disfrutar de una actividad sexual diversa y rica es parte de nuestro erotismo, por lo que ponernos en las manos de especialistas en sexología nos llevará a tener una vida llena de placer y, por qué no, alcanzar ese ansiado clímax con el que todos soñamos.

    Andrés Suro Sexólogo
    Andrés Suro Sexólogo

    Autor: Andrés Suro (Sexual Coach en MYHIXEL)

    Psicólogo especializado en el área social y experto en sexología aplicada a la educación.

    PD: Recuerda que puedes reservar una consulta privada conmigo en MYHIXEL CLINIC. Reserva tu cita aquí.

    Artículos Relacionados:

  • https://yourediva.com/
  • https://yourediva.com/slot-gacor
  • https://yourediva.com/bola88
  • https://yourediva.com/koi-gate-habanero